Planificando mi nueva web

Planificando mi nueva web

Es posible que muchos nos visitéis porque tengáis en mente crear una web. Igual sólo queréis cambiar algo de una web que tengáis o bien, tengáis dificultades y buscáis una nueva estrategia que os guíe.

Darse a conocer como profesional, independientemente de cuál sea tu objetivo, Internet es una herramienta que puede convertirse en tu cómplice para alcanzarlo.

En este post os contaremos algunos consejos de planificación y construcción de tu web, y algunas pautas para atraer más visitas con la información que te proporcionar los mismos usuarios.

Lo primero que debes preguntarte antes de empezar una web es, ¿cuál es la misión de tu página web? Parece fácil, pero piénsalo bien, porque ésta pregunta es la que dará forma a tu proyecto. Te ponemos ejemplos: Absolute Mansions “Venta, reforma y construcción de inmuebles de lujo”; Google “Organizar la información global de forma útil y accesible”

Sabiendo la misión de tu proyecto te ayudará a visualizar los objetivos durante el proceso de creación de la web. Tenlos muy presentes, porque durante el camino verás widgets y gráficos que te podrán confundir y te llevarán a crear una web confusa.

Tras tener claro tu misión y sus objetivos, debes empezar a pensar la estructura de tu web. Ante todo piensa en los usuarios. Uno de los errores más típicos es querer abarcar a un sinfín de personas sin segmentar nada. Piensa a quién va dirigido tu servicio o producto y así tendrás más claro cómo empezar a estructurar tu web.

Al saber ya a qué clientes vamos dirigidos, hay que plantearse qué emociones queremos que surjan en él y en otros usuarios que nos visiten. Esto nos definirá el diseño que daremos a la estructura elegida. Por mucho que pensemos que somos seres racionales, somos seres emocionales que racionalizamos nuestras emociones.

Practicamente lo tenemos todo, ahora hay que ponerlo en práctica. Ya conocemos nuestra misión y nuestros objetivos de una forma general; ahora hay que trasladarlos a estrategias a aplicar tanto a nivel global como de página. Ejemplos: quiero que mis usuarios se inscriban a la newsletter; con tener sólo un botón no te vale, al final de cada post recuérdaselo. Quiero un contacto, pero no les compliques el formulario y pon varias formas para que contacten contigo, sino se marcharán. Es decir, hay que pensar una estrategia, para cada apartado de nuestra web, pensado en todas las necesidades que podría tener mi cliente potencial.

Recuerda que sólo debes ser ordenado, tener tu idea clara y definida y no perder de vista tus objetivos para que tu web tenga sentido.

Nosotros podemos ayudarte a definir tu web, ¿te apuntas?

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *